DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

jueves, 28 de enero de 2016

CINCO PALABRAS PARA VIVIR A TRAVÉS DE ELLAS: "LA BATALLA ES DEL SEÑOR" (AUDIO) De Joseph Prince





Hebreos 4:1 Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado.

En el único lugar donde Dios le dice a su gente que tema, está en Hebreos 4:1,  donde dice que temamos a no descansar, en otras palabras, Él está diciendo: “teme a no estar descansado, reposado”, está disponible que descansemos, aun cuando el problema está ahí, y no está resuelto. Aunque sepamos que la dificultad todavía está allí y la podamos ver, la podamos tocar, Dios nos está diciendo: “descansa, yo quiero que estés descansado porque esto es temporal,  la obra está terminada”.

Hebreos  4:2 Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, POR NO IR ACOMPAÑADA DE FE en los que la oyeron.

¿Saben porque muchos de los israelitas no creyeron lo que dijeron Josué y Caleb?, porque  no mezclaron con fe lo que oyeron, su mezclador estaba roto. Tenemos que mezclar con fe lo que escuchamos. Algunos de los que están aquí sentados, están aquí pero no están escuchando, están pensando en la comida o están pensando en alguien, o están pensando en la telenovela que vieron ayer y qué es lo que va a suceder después, están aquí, pero no están aquí, no están mezclando lo que yo les estoy diciendo con fe. Señoras saben de lo que hablo, ¿verdad?, como cuando sus esposos están allí, pero no están allí, ¿han experimentado eso?, nosotros debemos estar presentes siempre.
Hebreos 4:3 Pero los que HEMOS CREÍDO entramos en el reposo…

¡Qué sencillo! ¿Cómo entramos en ese reposo? ¡Creyendo! Dios dice: “mi hijo, tus enfermedades, toda enfermedad ya ha sido curada a través de las llagas de Jesucristo”, ¡entonces cree!, pero el diablo te dice, “pero todavía lo sientes”. Sin embargo tu dices: ¡yo creo!, ¡yo te creo Señor!, pero el diablo te dice: “aun puedes sentirlo”, bueno pero yo le creo al Señor, yo creo que he sido sanado, yo creo lo invisible, no lo visible, en lo eterno, no lo temporal, no creo la palabra del diablo, creo la Palabra de Dios, Amen!! yo no creo en los cinco sentidos, creo lo que no puedo ver.

Josué y Caleb, entraron a la tierra prometida creyendo lo invisible. La obra ya está terminada en Jesucristo. Ustedes tienen disponible creer que Dios a preparado todo para sus vidas desde antes de la fundación del mundo, como cuando una pareja amorosa espera un bebe, y prepara su cuarto, prepara los colores de la ropa, la pintura del cuarto, preparan todo  y cuando el bebe, llega, el llega a un mundo preparado. ¡Cuanto más no hará nuestro Padre celestial!, todo eso para ti estaba preparado desde antes de la fundación del mundo por el Señor, y, me preguntan, “¿pastor Prince Dios puede hacer eso?”,  ¡POR ESO EL ES DIOS y tú no! Dios hizo el tiempo, El no toma tiempo, Dios nos da el tiempo, nosotros tomamos el tiempo, Dios nos da el tiempo, Dios vive fuera del tiempo, Él conoce y sabe todo desde el principio hasta el final.

Dios preparo todo para ustedes, si escuchan a Dios, la vida será sencilla. No estoy diciendo, que no van a tener dificultades ni pruebas, pero Jesús dijo: “mi yugo es fácil de llevar”, eso será sencillo para ti en el interior, “el camino de los transgresores es duro”,  ¡Amen!!

Voy a darles ahora una clave. Es la palabra en hebreo “lajam”, esto lo podemos ver Betlehem o Belén, en español, como Betesda, que quiere decir “casa de misericordia”, “betlehem” o Belén, significa “casa de pan”, Jesús nació en la casa de pan, “lejem”  significa “pan o alimento”, pero “lajem”, también significa “pelea”, “hacer una batalla, la guerra”, se deletrean igual, pero hay una diferencia en la puntuación en estas palabras hebreas. “Lajam” es “pan y alimento” y “lajem” es  “batalla”, y también significa alimento. ¿Porque Dios puso esta palabra alimento y batalla como la misma palabra?, por que cuando tú te alimentas, estás peleando, estás peleando con el enemigo. No peleamos, peleando, peleamos comiendo, alimentándonos, es lo que estamos haciendo ahora aquí en la iglesia, estamos alimentándonos, y así van a luchar contra el enemigo.

Dios va a tomar cuidado de tu problema, pero debes tomar tiempo de estar en la casa de Dios, tomar tiempo de estar con Dios, y cuando Dios te alimente, Él va a pelear por ti, es por eso que en Salmos 23 dice: “el Señor es mi pastor nada me faltará”, y dice “preparas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores”, y esa mesa está servida, y noten que no dice que en ausencia de mis enemigos, ¡NO!, ahí dice que lo hace en presencia de tus enemigos. ¿Qué hay si los síntomas están aun en tu cuerpo? ¡Aliméntate! ¿Qué hay si las dificultades siguen ahí? ¡Aliméntate! la adicción puede que esté todavía ahí, pero alimentarte es pelear, y alimentarte es ganar, es por eso que la única pelea para nosotros para pelear, es pelear la buena batalla de la fe.

1 Timoteo 6:12a: Pelea la buena batalla de la fe…

¡Pelea la buena batalla de la fe! ¡Pelea la buena batalla de la fe! y aquí hay otra palabra, griega: “kalos”, que su primer significado es “hermoso o bien parecido”, en 1 Timoteo 6:12 dice “pelea la buena y hermosa batalla de la fe”. Dios está diciendo, cuando tú estás en una batalla, en una dificultad, tu única batalla es permanecer en la fe, pelear para permanecer en la fe, en otras palabras la dificultad sigue ahí, pero tú dices: “Padre gracias por que la batalla es tuya, yo pongo mis ojos en ti, tu vas a sacarme de este problema”. Y el diablo puede venir y gritarte: “pero mira ahí están las circunstancias”, y tu vas a decir: “¡yo pongo mis ojos en ti Señor, ¡Amen!! Esta es Tú pelea, es una hermosa pelea, y el Señor dice que esto es hermoso porque tú tienes la victoria. Siempre que usamos la fe, Dios ama esto, el dice a los ángeles, “mira a mi hijo, mira a mi hija” ¡Aleluya!!!

Yo les voy a dar hoy cinco palabras de gracia para que usen este año 2016, cada vez que tengan una dificultad o problema, digan estas palabras en medio de sus batallas. Pero antes de que se las dé,  les voy hablar de una muy famosa historia, que sucedió en Israel, si ustedes van al lugar, a aquel valle, pueden ver su topografía casi igual, como cuando sucedió en aquella batalla entre David y Goliat.

1Samuel 17:42 Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco; porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer. 

Aquí estaba este filisteo retando a la gente en Israel por 40 días. Ahí estaban de pie unos frente a otros y no había uno que quisiera pelear contra este gigante, era un hombre de cerca de 3 metros, el era feo, en aquella época un guerrero experimentado, tendría muchísima cicatrices en su cara, así que el menosprecio a David porque le vio joven y le vio hermoso, o bien parecido. Si David hubiera sido un guerrero experimentado, habría tenido muchas cicatrices en su cara, por cierto, entre paréntesis, voy a decirle a toda la gente joven aquí, que la Biblia está llena de esto, es algo por lo que podemos creer, esto está registrado acerca de David, acerca de José, de Daniel, de la gente de Dios y Dios siempre dice de esta gente, que eran hermosos, y cuando habla también de sus esposas, de Rebeca, de Raquel, también dice que eran hermosas y si no eran hermosos ellos se volvieron hermosos, Algunas veces veo que la gente que comienza venir a nuestra iglesia no lucen muy hermosos, pero después realmente se vuelven hermosos. Entonces amados, yo les recomiendo que unas de la posesiones que tiene para poseer este año es que la gente de Dios es hermosa, entonces tu puedes lucir quizás como el filisteo pero vas a llegar a ser como David ¡Aleluya!!, alabado sea Dios.

1 Samuel 7:42  dice, y cuando el filisteo lo miro y vio a David, lo tuvo en poco, porque era muchacho y rubio y de hermoso parecer, 

Y dice también en el versículo 43:

Y dijo el filisteo a David ¿soy yo perro para que vengas a mí con palos y maldijo a David y sus dioses.

y en versículo 44 le dijo luego el filisteo a David: ven a mi y daré tu carne a las aves del cielo y a las bestias del campo.

45 Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; MAS YO VENGO A TI EN EL NOMBRE DE JEHOVÁ DE LOS EJÉRCITOS, EL DIOS DE LOS ESCUADRONES DE ISRAEL, A QUIEN TÚ HAS PROVOCADO.

46 Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré, y te cortaré la cabeza, y daré hoy los cuerpos de los filisteos a las aves del cielo y a las bestias de la tierra; y toda la tierra sabrá que hay Dios en Israel.

“Tu vienes a mi con espada”, una espada que es visible, una lanza, que es visible, una jabalina que es visible, pero yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, ¡de Jehová de los ejércitos!, yo vengo a ti en el nombre del Dios eterno del Dios invisible, a Quien tú lo has desafiado.

47 Y sabrá toda esta congregación que Jehová no salva con espada y con lanza; PORQUE DE JEHOVÁ ES LA BATALLA, y él os entregará en nuestras manos.

Ahora memoriza esto, cuando estés delante de tu dificultad di esto a ti mismo, “¡la batalla es del Señor!, ¡no es mía!, ¡no es mía!”, ¡Amén!! Tu puedes decirme: “Pastor Prince mi hija adoleScente esta con mala compañía”, y tú sientes que esa es tu batalla, NO, no es tu batalla no la toques, esa batalla es del Señor, así que di: “la batalla es del Señor” y no la toques, tu ejercito no es tan grande,  tus ojos, tu mirada no alcanza a cubrirla a alcanzarla a ella, Dios es más grande, más poderoso y Dios ama más a tu hija adolescente de lo que tú la amas, así que Dios te dice “no toques esa batalla, esa batalla es mía!”, esa batalla es del Señor. “Pero el problema todavía está ahí”, puedes decirme, bueno ¿cómo vas a salir a su encuentro?, vestido con la armadura, NO, ve vestido como un pastor con una onda y una piedra*. David evidentemente creyó que esa batalla no era suya, que la batalla era de Dios, así que tú ve a tus problemas ahora y di: “¡Esta batalla es tuya Señor, Dios está es tu batalla!”, repite esto una y otra vez durante este año, algunas veces no vas a tener una victoria tan rápida como tuvo David en este pasaje, pero el Señor está ahí, para ti, Él es más grande que tú, así que repite una y otra vez, ¡Señor esta batalla es tuya!, estas son las cinco palabras de gracia que quiero darte hoy, LA BATALLA ES DEL SEÑOR. ¡Amén!

Si el médico te dio un diagnostico terrible, tu vas a decir: “¡Esta batalla es del Señor!”, esa es la buena batalla de la fe, tú estás peleando, pero no estás peleando, tú estás peleando al no pelear, esa es una batalla de gracia.

Tu anhelas llegar a ese lugar donde vas a estar sanado, pero no estás sanado y entonces lo que tu tratas de hacer, es hacer tu mejor, piensas que tienes que ser lo suficientemente obediente para llegar ahí,  que tienes que ser lo suficientemente bueno o santo para llegar ahí, y nunca llegas a ese lugar, esa no es la verdad mi hermano,  la verdad es que tu ya estás allí, tu ya eres sano y el diablo está tratando de quitarte esa sanidad, y tú debes decir: “No, esto es un síntoma mentiroso, yo ya he sido sanado, yo ya he sido sanado, esta batalla es tuya Señor, yo he sido sanado! Es más fácil decir que estás en un edificio, cuando efectivamente ya estás en un edificio, entonces, ¿me escuchas?, tu ya has sido sanado, no trates de ser sanado, el diablo está tratando de arrebatarte esa sanidad, NO tu ya la tienes, pero tú lo que debes hacer es pelear esa buena batalla de la fe, no estoy diciendo que va a ser fácil, por eso debemos alimentarnos constantemente con la Palabra de Dios.

*El Pastor Prince no está hablando de la armadura de Dios descrita en Efesios 6, sino de no venir a esta batalla con tus propios recursos tal como David enfrentó a Goliat. Tenía todo para perder y nada para ganar por los cinco sentidos, ¡pero con la ayuda del Dios fiel y Todopoderoso él obtuvo la victoria porque sabía a Quien pertenecía la batalla!


 Contacto: mirasoloadios@live.com


6 comentarios:

Elisa Leger dijo... Responder

Deseo recibir sus publicaciones hermanos, que bajo bendicen mi vida grandemente y colma de gozo mi corazón. Gloria a Dios x sus vidas hermanos amados!!!

Claudia Juárez dijo... Responder

DIOS TE BENDIGA AMADA HERMANA! ES UN PRIVILEGIO SERVIRTE EN EL AMOR DE CRISTO!!! ESTAMOS A TUS ÓRDENES!

Elisa Leger dijo... Responder

Querida hermana en Cristo,es para mí el privilegio que Dios, Ntro Amado Padre,me da al escucharte compartir Su Maravillosa Palabra, derramando todo Su Amor en tus enseñanzas y traducciones de Grandes Hombres de Dios que hablan hoy "siendo inspirados x el Esp Santo",es por esto amada hermana que a pesar de que no es el mejor momento de mi vida aquí en este mundo al que no pertenecemos, pero en el que debemos estar para servir al Señor, x Amor a Él y fundamentalmente x el Amor que Él nkos tiene y nos tuvo al redimirnos, es que estoy y seguiré estando FIRME en Su Palabra porque tengo hermanas y hermanos como vos que me dan gran gozo a mi corazón cada día de mi vida escuchandote compartir Su Voluntad que es Su Palabra Maravillosa e Integra, y ES VERDAD !! GLORIA A DIOS x por tu vida y entrega al Señor amada Claudia.un fuerte abrazo y desde Rosario,República Argentina todas las bendiciones de Dios, Ntro Padre y de Ntro Señor Jesucristo para vos.Estas en mis oraciones y de tantos hermanos amada hermana.

Claudia Juárez dijo... Responder

Dios te bendiga Elisa! Muchisimas gracias por tus amorosas palabras! Es mi oración a nuestro Padre que como Cuerpo de Cristo crezcamos mas y mas en entender la grandeza de la gracia que ha sido derramada en nuestras vidas a través de Jesucristo! Un abrazo mi hermana! Un gozo saber de ti! Es un honor servir a nuestro Padre y a Su amada familia! Mi amor en Cristo para ti! :)

Lzmulti dijo... Responder

La Paz es con nosotros siempre!
Muy buenas meditaciones. Quiero aprender más de la Gracia de nuestro Padre!
Deseo recibir todas las publicaciones directamente en mi dirección. Gracias

Claudia Juárez dijo... Responder

@Lzmulti Dios te bendiga hermano! No puedo enviarte publicaciones sin tu dirección de e-mail. Saludos!

Publicar un comentario