DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

viernes, 28 de julio de 2017

Cristo, poder de Dios y sabiduría de Dios. Devocional. De Joseph Prince



https://www.youtube.com/watch?v=SiY5mc95zPk

1 Corintios 1:24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.
La gente hoy corre tras dos cosas: señales y milagros, y conocimiento. No era diferente en los tiempos bíblicos. El apóstol Pablo reconoció que "los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría" (1 Corintios 1:22).

Así que cuando Pablo predicó a Cristo crucificado como la solución de Dios para ellos, el mensaje fue "para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura" (1 Corintios 1:23). Ellos no entendieron cómo el obtener una revelación de Jesús y Su muerte podía darles los milagros que necesitaban o la sabiduría que querían.

Amado, hoy no tenemos que correr detrás de los milagros ni de la sabiduría. Sólo necesitamos correr tras Jesús porque él es "el poder de Dios y la sabiduría de Dios". Cuanto más conozcamos a Cristo y a Cristo crucificado, lo más que tendremos el poder y la sabiduría de Dios.

Un buen número de miembros de nuestra iglesia han compartido cómo han visto el poder de Dios descargar las deudas financieras de sus vidas. Sin saber qué hacer con sus deudas, ellos buscaron al Señor para que los librara. Y el Señor fue capaz de hacerlo poderosamente porque él es ciertamente el poder de Dios.

Así que si estás enfrentando una deuda financiera, Cristo tiene el poder para eliminar esa deuda. Y porque él es también la sabiduría de Dios, ¡él te mostrará donde te equivocaste y te enseñará cómo permanecer fuera de la deuda!

Permíteme darte otra ilustración. Digamos que un hombre, cuya esposa lo ha dejado, busca a Jesús para regresar con su esposa. Cristo, el poder de Dios, brinda una restauración milagrosa para su matrimonio. Pero es Cristo, la sabiduría de Dios, quien enseñará al marido cómo mantener su relación con su esposa mostrándole lo que había hecho mal y qué hacer para fortalecer el matrimonio. Si el marido no tiene esta sabiduría, será sólo cuestión de tiempo antes de que surjan los mismos problemas y su esposa lo deje de nuevo.


Amigo mío, Cristo es tanto el poder como la sabiduría de Dios para nosotros. Como el poder de Dios, él remueve los obstáculos en nuestros caminos. ¡Como la sabiduría de Dios, él continuamente dirige nuestros caminos!


0 comentarios:

Publicar un comentario