DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

lunes, 3 de julio de 2017

La esperanza que no desilusiona. De Joseph Prince


Romanos 5:5 y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.

Hoy en día, expresamos esperanza de lo que realmente no podemos estar seguros que sucederá. Decimos: "Espero ganar ese premio. Espero que no llueva mañana. Espero que todo salga bien".

Pero la "esperanza" en la Biblia es una expectativa confiada y positiva del bien. Dios quiere que tengas una confiada expectativa del bien porque, como Su hijo, Él te favorece. Debido a que Cristo, la esperanza de gloria, está en ti (Colosenses 1:27), puedes tener expectativa de que la gloria de Dios brille en cada área de tu vida, incluyendo tu familia, tu trabajo, tu ministerio, tu salud y tus finanzas.

La Palabra de Dios dice: "y la esperanza no avergüenza [o “desilusiona”]; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado". Puedes haber experimentado desilusión en alguna esperanza, pero hay una esperanza que no te decepciona y esta es cuando eres consciente de lo tanto que Dios te ama. Es una esperanza que brota del corazón de Dios, quien te ama mucho.

Es interesante que la primera mención del don del espíritu santo en el libro de Romanos esté ligada al amor de Dios. El libro de Romanos es considerado fundacional para los cristianos. ¿Podría ser que lo primero que el espíritu santo quiere hacer es establecer en nuestros corazones que Dios nos ama? Muchas personas piensan que el espíritu santo ha venido a enseñarnos sobre el poder. Pero la verdad es que el espíritu santo no ha venido para revelar el amor para el poder, ¡sino el poder del amor!

Amigo mío, puede que hayas perdido tu trabajo. Pero si puedes decir: "Sé que Dios me ama", también puedes decir: "Yo creo que conseguiré un mejor trabajo mañana". Tu novia tal vez te haya dejado por tu mejor amigo. Pero porque puedes decir: "Sé que Dios me ama" puedes también decir: "encontraré una chica mejor".

Cuando crees que Dios te ama, tendrás una positiva expectativa del bien. Tendrás una esperanza que no te desilusionará. ¡Así que ten cuidado con lo que esperas porque vas a obtenerlo!

Extraído del sitio “Joseph Prince Ministries”



0 comentarios:

Publicar un comentario