DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

miércoles, 16 de agosto de 2017

Habla bendiciones sobre tu familia. Devocional. De Joseph Prince




Salmos 5:12 Porque tú, oh Jehová, bendecirás al justo; como con un escudo lo rodearás de tu favor.
¿Qué es lo que crees, y dices respecto a tus seres queridos todos los días? Entre los judíos ortodoxos, los viernes por la noche en sus hogares, el padre pone sus manos sobre sus hijos y pronuncia bendiciones de Dios sobre ellos. ¡No es de extrañar que los niños judíos crezcan siendo ganadores en la lucha de la vida! Ellos han llegado a ser algunos de los más grandes inventores del mundo, banqueros, músicos y artistas.

Aunque son una raza minoritaria, los judíos han producido el mayor número de ganadores de premios Nobel. Yo creo que es porque bendicen a sus hijos de la misma manera que lo hicieron los patriarcas del Antiguo Testamento. Abraham, Isaac y Jacob liberaron las bendiciones de Dios sobre sus hijos, imponiéndoles las manos y pronunciando bendiciones. (Génesis 27: 27-29, 38-40; 48: 14-16).

En el Nuevo Testamento, los apóstoles pronunciaron bendiciones sobre las iglesias a las que estaban predicando. A la iglesia de Filipos, Pablo declaró: "Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús" (Filipenses 4:19). Juan lanzó una poderosa bendición sobre Gayo cuando dijo: "Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma."(3 Juan 1: 2)

Incluso Jesús pronunció una bendición de liberación sobre la hija de la mujer siro-fenicia: "ve; el demonio ha salido de tu hija" (Marcos 7:29). Esta fue una bendición de liberación a distancia. La mujer la tomó por fe y encontró que su hija estaba bien cuando llegó a casa. (Marcos 7:30). Del mismo modo, el centurión tomó la bendición por fe, y la sanidad vino sobre su siervo de vuelta a casa. (Mateo 8: 8-13).

Los padres de una pequeña hicieron lo mismo mientras adoraban en nuestra iglesia. Su hija estaba en el hospital en etapas finales de cáncer. Cuando pronuncié la bendición de sanidad ese domingo, ellos la recibieron y la pronunciaron sobre su hija. ¡Ella pronto fue dada de alta del hospital, sanada!

Amigo mío, bendice a tus seres queridos. Declara sobre ellos: "El Señor te bendice y te rodea con su favor y con un escudo". Declara bendiciones sobre tu vida diciendo: "Gracias Señor, tú sobre abundas en mis necesidades y estoy en un excelente estado de salud".

Números 6:24-26 Jehová te bendiga, y te guarde; Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.

Extraído del sitio “Joseph Prince Ministries”

0 comentarios:

Publicar un comentario