DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

lunes, 7 de agosto de 2017

Haz oraciones perfectas en el espíritu. De Joseph Prince


Romanos 8:27
Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

¿Te gustaría hacer oraciones eficaces que siempre estén alineadas con la voluntad de Dios y que siempre den en el blanco? Pues bien, cuando oras en el espíritu, puedes hacerlas.

Verás, cuando oramos en nuestra lengua conocida, y de acuerdo con nuestro entendimiento limitado, podemos orar erradamente. Algunas veces, nuestro entendimiento nos estorba y nos preguntamos, “¿será egoísta de mi parte orar de esta manera?” o “¿estoy orando de acuerdo con la voluntad de Dios?”

Amigo mío, es por eso que Dios nos da el regalo de orar en lenguas. Cuando oramos en lenguas o en el espíritu santo, nunca podemos orar fuera de la voluntad de Dios porque el espíritu santo “conforme a la voluntad de Dios, intercede por los santos”.

En otras palabras, hacemos oraciones perfectas de acuerdo con la voluntad de Dios cuando oramos en lenguas. Y la Biblia continúa diciéndonos que “si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho” (1 Juan 5: 14-15).

¿No es maravilloso que Dios ha puesto en ti el espíritu santo que ora perfectamente? Él conoce el corazón de Dios y sabe exactamente lo que tú necesitas e intercede por ti.

El espíritu santo es como tu abogado o asesor legal. Él sabe lo que te pertenece legalmente. Él sabe cuáles son tus derechos en Cristo comprados con sangre. Lo mejor de todo, ¡él sabe exactamente qué pedir para hacer cumplir esos derechos en tu vida!

Amado, cuando oras en lenguas, permites que el espíritu santo haga oraciones perfectas a través de ti. Intercede, aboga tu caso ante Dios. Él sabe dónde estás errado y cuál es la raíz del problema, y también tiene la sabiduría, la solución y el poder para ganar tu caso. ¡Con el espíritu santo intercediendo por ti, no puedes sino salir victorioso!

1 Juan 5:14 Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. 15 Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

Romanos 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. 27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.


Extraído del sitio “Joseph Prince Ministries”

0 comentarios:

Publicar un comentario