DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

miércoles, 18 de octubre de 2017

Contempla la gloria de Jesús en ti. De Joseph Prince

2 Corintios 3:18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor.

Cuando te miras en un espejo, ¿qué es lo que miras? Por supuesto, te ves a ti mismo. Pero Dios no quiere que te veas en lo natural. Puedes estar enfermo, débil, quebrantado y deprimido, pero Dios quiere que te veas a ti mismo de la forma en que Él te ve: sanado, fuerte, favorecido y completo porque Cristo está en ti (Colosenses 1:27).

Dios quiere que contemples como en un espejo la gloria de Su Hijo que está en ti por su Espíritu. Mientras haces esto, Su Palabra dice que estás siendo transformado de gloria en gloria: de enfermo a sano, ¡de perdedor a ganador!

El mundo puede decirte: "No puede ser tan fácil. No puedes ser transformado simplemente al contemplar la gloria de Jesús. No, debes tú hacer algo al respecto. Si no te esfuerzas, nada sucederá. Si no comienzas a hacer cambios, nada cambiará".

Pero el mundo nunca entenderá que mientras contemplas la gloria del Señor, quien es el exitoso que vive en ti, estás siendo transformado del fracaso al éxito. ¡Y esto no se logra por ningún esfuerzo tuyo para salir adelante en la vida, SINO por el Espíritu del Señor! (Zacarías 4:6).

Mientras contemplas la gloria del Señor quien es el saludable que vive en tu cuerpo enfermo, eres transformado de la enfermedad a la salud. ¡Y esto no se logra con ningún esfuerzo tuyo para mantenerte en forma y comer bien, sino por el Espíritu del Señor!

Amigo mío, ¿qué puede ser más fácil que contemplar la hermosura del Hijo? Así que deja de concentrarte en ti y en tus esfuerzos. Aparta estas cosas y comienza a contemplar la gloria de Jesús que está en ti en este momento, ¡y comenzarás a contemplar los milagros que necesitas!

Colosenses 1:27 a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.


Zacarias 4:6b No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.


Si deses contactarnos escribe a: mirasoloadios@live.com

0 comentarios:

Publicar un comentario