DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

lunes, 27 de noviembre de 2017

El valor de orar en lenguas. De Joseph Prince




¡Alabado sea el Señor!

En Juan capítulo 7 Jesús dijo algo acerca del espíritu santo, y es muy interesante que él usó la palabra “ríos”, eso es lo que dijo Jesús.

Juan 7:37 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba.

Aquí está hablando el ultimo y gran día de “la fiesta”, y se refiere a la Fiesta de los Tabernáculos que dura siete días. El día final de esta fiesta se hace una gran celebración.

De las siete fiestas de Israel,  la Fiesta de los Tabernáculos o “Zukot” (en hebreo, como le llaman los judíos hoy), es la fiesta más grande, la fiesta con más gozo, y el ultimo día que le llaman “Hoshana Rabá” es el día más gozoso de esta gozosa celebración, y lo que sucedía ese día es que el sacerdote iría al estanque de Siloé, y tomaría algo de agua del pozo de Siloé, (que fue el mismo lugar donde el hombre ciego lavó sus ojos), y el sacerdote regresaría con esta agua al área del templo y presentaría esta agua delante del Señor y harían una ceremonia de libación. Durante este tiempo, Jesús se puso de pie, alzó la voz y dijo en el último y gran día de la fiesta: “Si alguno tiene sed venga a mí y beba”; y continuó diciendo: “el que cree en mi, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva”.

Juan 7:39 Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

La Biblia dice que aquellos que iban a creer en él recibirían este don, porque el espíritu santo no había sido dado, porque Jesús no había sido glorificado aún. Ahora, ¿Jesús ya fue glorificado? ¡Sí!, ¿y el espíritu santo ha sido dado? ¡Si!, ¿lo has recibido? esta es la parte más importante ¡Amén!

En este tiempo el espíritu santo no había sido dado, porque Jesús no había sido glorificado. Noten que el espíritu santo tiene qué ver con la glorificación de Jesús. El hecho de que Jesús haya sido glorificado es la razón por la que tenemos espíritu santo hoy. Juan 7 está hablando en este último día de la celebración, y en Juan 4, Jesús habló con la mujer de Samaria que vino a él acerca de un pozo que estaría dentro de nosotros, y Cristo estaba sentado en ese pozo.

Juan 4:13 Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed;
14 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.

La palabra “bebiere” en el griego, está hablando de una sola ocasión en que se bebe, esto se está refiriendo al nuevo nacimiento. Jesús dijo: “tú solo vas a beber una vez, con esa única vez que bebas, te hará vivir para siempre, serás renacido”. Jesús dijo que habría dentro de nosotros un pozo, ¡un pozo que saltaría para vida eterna!, ¡Amén! Es interesante que él dijo esto en el pozo de Jacob, él estaba hablando con una mujer, y Jesús dijo que cuando tú lo recibieras a él en el nuevo nacimiento que tu tendrías dentro de ti un pozo, y este pozo es para tu propio consumo personal, un pozo es para tu propio beneficio. Durante el tiempo de Jesús un hombre rico podría tener un pozo, pero no podía tener ríos, porque los ríos eran de dominio público, le pertenecían al público en general, podrías tener un pozo, pero no un río. Así que esa era la diferencia entre un pozo y un río, el pozo era para tu propio beneficio, y el río era para beneficio de todos lo que estaban cerca de ti. Tú puedes ser un cristiano que tiene solamente un pozo, pero no tienes ríos, en otras palabras, tú eres salvo, pero no eres bendición a otros, no eres una bendición para tu familia, o para nadie alrededor de ti, pero cuando los ríos fluyen de ti, donde quiera que vayas hay vida [vida espiritual de trascendencia eterna], porque la Biblia dice que cualquiera que toque ese río vivirá, que cualquiera que renazca tendrá vida.

Es la misma idea en la profecía de Ezequiel, quien profetizó que en los últimos tiempos, (y está hablando de nuestra generación), el mar muerto iba a regresar a la vida, y él profetizó que del corazón del templo, del monte del tempo correrían ríos de aguas vivas y que uno de ellos iría al Mediterráneo, y otro, al otro lado que está en el lado opuesto del mar Mediterráneo, y actualmente eso es visible. Estos ríos que nacen en el corazón del templo llegan al Mar Muerto, el Mar Muerto está regresando a la vida, pero hay otra parte del Mar Muerto que no está sanada, y esto es muy interesante porque durante el tiempo de Ezequiel solamente había un Mar Muerto, pero si tú vas a Israel hoy, puedes ver que hay dos Mares Muertos, a la mitad de este mar hay un poco de tierra y lo divide, esto cumple la profecía de Ezequiel que dice que una parte del Mar Muerto estaría sanada y la otra no, esto es muy interesante, y nosotros somos esa generación que está viendo esos dos Mares Muertos por primera vez. Esta es una profecía en lo natural, que ha ocurrido, pasó de una forma natural, tú puedes verla topográficamente, pero esto tiene también una verdad espiritual: que del templo de Dios, que de su interior correrían ríos de agua viva, y la Biblia dice que lo que sea que toque ese río tendría vida.

Cuando este río tocó al Mar Muerto, ya no es más un mar muerto, hay peces viniendo a este mar. Así que donde sea que salgan estos ríos de nuestro interior va a haber salvación, la gente va a llegar a ser salva, va a haber fruto, y ahí va a haber un árbol de la vida, ¡Aleluya!

Pero Jesús dijo esto, que es una cosa muy interesante, que tener tu pozo tomaría beber de él una sola vez, pero cuando estaba hablando de los ríos él lo dijo de esta manera: “Si alguno tiene sed venga y tome”. Esa palabra “venga” en griego es una palabra que habla de un continuo venir y de un continuo beber, es diferente a la que está en Juan 4 dónde está hablando del pozo, donde habla de beber algo para una sola vez, pero de estos ríos está hablando de algo que se va a beber continuamente. Entonces, porque estés bautizado en el espíritu santo una vez, eso no significa que hoy estés lleno del espíritu santo, debes mantenerte bebiendo. Y cuando estás bebiendo y estás lleno, satisfecho ¿qué sucede? Eso afecta tu hablar, la Biblia dice que tú “estas siendo lleno del espíritu” eso es la forma que lo expresa el griego, estas siendo lleno de una forma continua y se denota en tu hablar.

¿Qué pasó en el día de Pentecostés cuando vino el espíritu santo? todos hablaron en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Ahora escuchen con atención, la forma en que estos ríos de aguas vivas brotan de ti, es a través de hablar, esta es la forma en que en el libro de Hechos fue visible que la gente había recibido el espíritu santo, todos ellos hablaron en lenguas y profetizaron, y el común denominador era que siempre hablaban en lenguas. Cuando eres bautizado en el espíritu santo esto afecta tu hablar, comienzas hablar en lenguas, en una lengua celestial. Y en Hechos capítulo 2 la Biblia dice que hubo un fuerte viento y que hubo lenguas repartidas como de fuego, eso no es un común denominador, porque en el libro de Hechos, otras personas recibieron o fueron bautizadas con el espíritu santo y todos ellos hablaron en lenguas y profetizaron, pero no estaba el fuego ahí y no estaba el viento, así que el viento y el fuego no es un común denominador, el común denominador es hablar, y este es por qué en Efesios 5 la Biblia dice que no debemos embriagarnos con vino sino ser llenos del espíritu.

Efesios 5:18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,

19 hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones.

Esto está hablando de cantar en lenguas, y los versículos siguientes dicen:

Esposo ama a tu esposa, esposa sométete a tu marido. ¿Saben ustedes que la clave para un matrimonio exitoso es ser lleno con el espíritu? ¿Saben que estos versículos de esposo y esposa, de relaciones matrimoniales, del trato de los hijos con los padres, del proceder entre empleadores con empleados, todo esto se basa en ser lleno del espíritu? porque el espíritu santo es el aceite que causa que la maquinaria del matrimonio, o cualquier relación funcione ¡Amén!

¿Saben? Para que nuestros matrimonios sean exitosos necesitan una tercera parte, debemos tener una tercera parte y su nombre es Jesús, y hoy él está en nosotros por el espíritu santo, y el espíritu santo está para tomar la mano del esposo, para tomar de la esposa y ponerlos juntos.

Cuando oras en el espíritu u oras en lengua mucho, encontrarás que tus relaciones personales se fortalecen, porque cuando hablas en lenguas te estas manteniendo en el amor de Dios. Yo no entiendo cómo es posible que la gente del mundo mantenga un matrimonio, yo creo que ni siquiera lo piensan, y antes que se den cuenta ya tuvieron un matrimonio muy largo y poco satisfactorio, no es la forma en que Dios ordenó que fuera. Yo creo con todo mi corazón que Dios instituyó el matrimonio, y que también nos dio el espíritu porque Él sabe que el espíritu santo es esa tercera parte que es como un “super glue” que mantienen al esposo y la esposa juntos, ¿me escuchan?

Ese río, ese desbordar el espíritu, bendice cada área de tu vida, y no solamente es uno sino varios ríos. Un río puede ser de tu edificación personal. Cuando hablas en lenguas tú te estás edificando a ti mismo ¿qué es edificarte? la palabra en griego es como cargar o recargar una batería. Cuando la batería esta baja en tu celular, ¿qué es lo que haces? ¡Pues la cargas! simplemente haces un clic y lo conectas y lo dejas ahí, y te aseguras de tenerlo cargado porque no quieres que te deje a mitad de una conversación importante o para alguna cosa que tú lo necesites. No quieres que el teléfono muera a mitad de todo eso y ¿saben algo acerca de ser recargado? nadie deja su celular donde sea o descargado, nosotros buscamos un lugar especial para cargarlo, un lugar por ejemplo en la noche donde nadie pueda moverlo o tirarlo, y ¿saben una cosa? el hablar en lenguas nos recarga, esto es lo que la Biblia dice, que el que hablar en lenguas se edifica, esto es recargarte a ti mismo. ¿Verdad que amas cuando escuchas ese sonido que dice: “tu carga esta completada”? “¡Eh mira diablo, mira mundo, aquí viene un hombre que está recargado, una mujer que está recargada, mejor que salgas de mi camino!”, ahora estas positivo y vas a buscar a alguien negativo, a alguien enfermo, o deprimido, o poseído, a alguien oprimido, porque cuando un positivo y un negativo se juntan, ¿qué pasa?  ¡A ver esa clase de química!, ¡cuando un negativo y un positivo se juntan el poder es liberado!

Entonces, hablar en lenguas es ser recargado, y lo que estás hablando y desbordando ese río es edificación personal. ¿Cómo te edificas, cómo te fortaleces físicamente? haciendo ejercicio, cargando pesas, por ejemplo. Las personas que tienen sus músculos desarrollados, es porque están haciendo pesas todo el tiempo, y esas personas edifican o construyen sus músculos. ¿Cuán fuerte va a llegar a ser ese hombre? Bueno, eso depende que tanto se ejercite. Honestamente, ¿qué tanto quieres edificarte?, ¿qué tanto quieres orar en lenguas?, Dios será tu propio entrenador personal, Él hará tu edificación personalmente.

Dios nos ha dado un regalo que podemos operar de una forma muy real, ¡Alabado sea Dios! El hablar en lenguas no es algo que viene a ti y que solamente puedas hacer si hay música, y cuando se está moviendo el espíritu, y cuando estés orando, o si estás llorando, ¡no tienes que esperar nada! Pablo dijo “oraré con el espíritu…” tú puedes orar en el momento que quieras y tanto como tú quieras, y el tiempo que tú quieras ¡amén! Y lo más que ores, lo más fuerte que vas a llegar a ser, lo más recargado que vas a estar, ¿puedo tener un gran amén?  

“Pastor Prince ¿tengo que orar en lenguas?” Esta es una pregunta incorrecta. ¡Orar en lenguas es un privilegio! “¿Acaso no puedo orar en inglés y tener resultados?” Si, si puedes, claro que puedes, pero la cosa es esta, si estamos los dos a punto de subir a un edificio de 70 pisos y tú quieres subir por las escaleras y yo quiero subir por el ascensor, créeme, los dos vamos alcanzar el mismo destino, pero yo voy a llegar en un mejor estado que tú, yo voy a refrescarme mientras estoy subiendo y tú no, y los dos vamos a llegar al mismo lugar. Puedes orar en tu idioma natal, claro que sí, pero déjenme ponerlo así, nuestros cuerpos son el templo del Dios viviente. Dios nos hizo espíritu, alma y cuerpo, yo soy un espíritu, yo no soy un cuerpo, yo soy un espíritu que vive en un cuerpo. Tengo una mente, tengo un alma, y vivo en un cuerpo, al igual que el templo de Dios en el Antiguo Testamento tenía tres partes que eran: la corte exterior o el patio exterior, el Lugar Santo y el Lugar Santísimo, y cuando oras en español, oras basado en tu entendimiento, estas orando desde el Lugar Santo, es todavía un Lugar Santo, pero no es el Lugar Santísimo, y Pablo dijo que cuando oraba en lenguas su espíritu era quien oraba, ¿qué es o representa el espíritu hoy? es el Santo de los Santos, es donde Dios habita, donde Dios mora. De las tres partes del templo, esta es la parte donde habitaba Dios, el Santos de los Santos, y la Biblia dice que cuando tú oras en una lengua desconocida, tu espíritu está orando, y ahí es donde Dios habita, esa es le parte donde tu eres renacido, esa es la parte donde proviene tu fe, esa es la parte en ti que es la naturaleza de Dios.

“Entonces ¿está usted diciendo que no podemos orar en español?” ¡No! claro que sí puedes orar en tu idioma y tener buenos resultados, pero ¿sabes?, orar fuera de tu entendimiento es orar en el Lugar Santísimo.

Dios me mostró alrededor de 1993, que cuando oras en lenguas, estás orando en el Santo de los Santos, y lo que es más santo, es más poderoso, y me dio la revelación de cómo hablar en lenguas te edifica a ti mismo en la fe más santa ¿no es esto maravilloso? orar en el espíritu santo es la oración más santa. Dios nos ha dado este tremendo regalo con el que podemos orar para nuestra edificación, es como levantar pesas, lo más que las levantas, te estarás fortaleciendo, ahí es donde nace tu fe, estás fortaleciéndote a ti mismo en fe.

Y otro río es este: el río de la intercesión, de la súplica. Tu estas orando por alguien que quizás ni siquiera conoces, probablemente estas orando por tu hijo, probablemente estas orando por tu futuro o por alguien más, y ¿cuantos de ustedes se dan cuenta de que si oras en español tú estás limitando?, realmente estas muy limitado. Solamente puedes orar en español por lo que tú conoces y sabes, y por lo tanto que llegas a entender, y tú y yo sabemos que no es mucho, ¿verdad? Pero cuando oramos en lenguas podemos orar por nuestro futuro, podemos orar por lo que va a suceder en cinco años, en diez años o podemos orar por lo que va a ocurrir el siguiente año, estamos orando por cosas que ni siquiera han sucedido, podemos orar por personas que ni siquiera hemos conocido, incluso por personas que quizá ni han nacido.

¿Saben una cosa? yo creo que lo que veo alrededor de mi, es el resultado no solamente de mis oraciones sino de toda la gente que ora por nuestra iglesia. Yo creo que durante todo este tiempo Dios ha abierto mis ojos para ver el valor de orar en lenguas desde 1993, y desde ese tiempo yo comencé a orar muchísimo, y en algún punto yo sé que estaba orando por intercesión, y Dios me hizo saber una cosa, que yo estaba orando por nuestra iglesia en el futuro ¿yo lo sabía todo? No, ¡yo no lo sabía!, pero yo creo que mucho de lo que vemos hoy, mucho de la revelación que Dios me ha dado, ha sido el resultado de esas oraciones. Por alguna razón, y creo que fue John Wesley quien dijo que esto, parece ser un misterio porque al parecer ser, Dios no hace nada en la tierra a menos que alguien ore.

[Yo lo describiría mas exactamente que Dios cumple Sus propósitos en la tierra cuando alguien ora. Me parece muy tajante decir que "Dios no hace nada a menos que alguien ore", Dios se asocia con el hombre y cumple Su voluntad en la tierra, es un tema para meditar... Nota de traductor]

Todo en tu vida es así, y tú puedes decir: “bueno nadie oro por mí, yo llegué a ser salvo cuando vi un programa en televisión o leí un libro”, tú no sabes, pero alguien oró por ti, créeme, alguien debió estar orando en lenguas por ti. Todas las cosas que hace Dios en la tierra, son un resultado de la oración, y Dios ha puesto en ti a alguien que ora perfectamente y ese es el espíritu santo, es por eso que la Biblia dice en:

Romanos 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

La palabra “ayuda” en el griego es “nos ayuda juntamente”, nos ayuda juntamente en nuestra debilidad ¿Cuántos de nosotros entendemos o reconocemos que realmente no sabemos por qué orar como conviene? Muchas veces no sabemos por qué orar, ¿están de acuerdo conmigo?

Cuando tu bebé está llorando todo el tiempo porque tiene dolor, y tú lo llevas al médico (y esta es la forma que el hombre ayuda), el médico dice: “bueno, muchos bebés llora mucho, algunos no y algunos sí, esto es muy normal”, bueno, eso no me ayuda, el doctor puede decir que es normal, pero no es normal para los padres, porque a los padres les duele ver a su hijo llorar de dolor, y el médico finalmente dice: “deben ser cólicos, eso es normal”, bueno, eso tampoco ayuda, eso no remueve el estrés, eso no remueve la ansiedad que tienes, esa es la forma que el hombre ayuda. Pero cuando regresas a casa, te encuentras con alguien que te ama y alguien que verdaderamente va a ayudarte, Dios te ama a ti, ama a tu hijo así que tú puedes decir esto: “Dios yo no sé cómo orar, no sé por qué orar, no sé qué está pasando con mi hijo, ha llorado tanto tiempo, y el doctor dice que es normal, pero espíritu santo, tú sabes cómo orar, haz una oración perfecta por mi hijo”, y comienzas a hablar en lenguas. Oras en el espíritu por tu hijo sabiendo que tienes a alguien que está orando por ti, que conoce el corazón de Dios Quien conoce todo desde el principio al final, quien conoce la necesidad precisa de tu hijo. El espíritu está haciendo intercesión en ese mismo momento, qué gozo y qué descanso saber eso, saber que tú estás haciendo algo.

La peor cosa que puedes hacer es darte por vencido y decir: “no sé qué hacer”, pero cuando tú estas orando en lenguas, sabes que estás haciendo algo que está ayudando a la situación y cuando oras, cuando haces intercesión, tú oras hasta que sea dada la liberación hasta que la victoria sea liberada (el pastor habla en lenguas). Algunas veces vas a sentir paz, y esa es la forma en la que tú sabes que tu intercesión ha sido recibida. Si estas orando por edificación no hay ese aviso de victoria, sino que habrá solamente edificación, una oración. La Biblia dice que “el espíritu santo nos ayuda en nuestra debilidad” y me conforta saber que Pablo se incluye aquí. No sabemos qué pedir como conviene, pero “el espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles”.

La palabra “gemidos indecibles” en el griego original es, “señales” o “susurros en voz baja”, gemidos indecibles que no pueden ser dichos en una lengua conocida, puede ser en inglés o español, lo que sea que sea tu lengua conocida, tú estás diciendo cosas indecibles en la lengua que el Espíritu te está dando.

Quiero llamar su atención a la palabra “ayuda”, que significa “nos ayuda juntamente”. Muchas veces la gente piensa que conoce todos sus problemas y todas las soluciones. Ninguno de nosotros aquí conoce a alguien que sepa cómo orar perfectamente, y Pablo se incluyó a sí mismo, el único hombre en esta tierra que supo cómo orar perfectamente es Jesús.

Y Jesús mismo profetizó acerca de nosotros, que habría quienes hablarían nuevas lenguas. Jesús mismo les dijo a sus discípulos, a aquellos que lo vieron durante todo su ministerio arrojar demonios, resucitar muertos, como sanaba a los leprosos, que sin Dios no podía hacer nada, y él pudo hacer estas cosas hasta que el espíritu santo vino sobre él. Los discípulos tuvieron la mejor escuela bíblica: a Jesús mismo en persona, pero él les dijo que se quedaran en Jerusalén hasta que el espíritu santo viniera a ellos, ¿y cómo supieron que había llegado? ¡Porque hablaron en lenguas!, incluso Jesús mismo no permitió a sus discípulos que estuvieran basados en su propio entendimiento, él los quería llenos del espíritu santo.

Hablar en lenguas “nos ayuda en nuestra debilidad”, que es que no sabemos cómo pedir. Digamos que tienes una dificultad financiera o un problema en tu carrera o en tu trabajo y parece que no ves avanzar la situación, quizás es una enfermedad, y por cierto, esta palabra “debilidad” aquí, es la misma palabra en Mateo 8:17 donde dice que “El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias”.

Tú no sabes cómo estar bien, cómo salir de esa enfermedad, si le preguntas a los creyentes como salir de tu enfermedad te van a dar una larga lista, te dirán que hay que perdonar, que hay que remover el estrés, que hay que resolver ansiedades no resueltas, te dicen que quizás sea incredulidad, o te pueden decir que hay un poder demoniaco detrás de eso, si, puede ser cualquiera de estas una razón para una enfermedad o problema, pero ¿cuál es la correcta? El espíritu santo lo sabe bien, y “nos ayuda juntamente” en nuestra debilidad o enfermedad. Esta palabra “ayuda” en griego es “sunantilambanomai”, formada de tres palabras: “sun” que significa “junto con”; “anti” es “contra” como “anticristo”; y “lambanitai” “tomar todo o enteramente” “agarrar bien algo”, y significa: “agarrar bien algo juntamente contigo para ir contra él”.

Entonces tu problema digamos que es un adolescente rebelde, y no sabes cómo traer a esa persona al Señor, o cómo lidiar con él, así que comienzas a orar, agarras bien la situación, y vienes contra el problema y ¿cómo lo haces? Orando en lenguas con gemidos indecibles. Cuando oras, ¿quién te ayuda juntamente? ¡El espíritu santo!

Muchos de nosotros tenemos esta actitud: “bueno, el espíritu santo hace toda la oración, y yo no tengo que hacer nada”, no, no es la forma en que funciona, cuando tú enfocas, “agarras bien” el problema, cuando fijas tu mirada en él, y vienes contra él, y haces eso orando, el espíritu te ayuda juntamente para remover el problema ¡Aleluya! Y se remueve el problema, ¿puedes ver esto?, si lo dejo ir, el espíritu santo lo deja ir, si lo enfoco, o lo agarro fuertemente, el espíritu santo lo agarra también, amén, así es cómo funciona.

Ahora en caso de que te estés preguntando qué quiero decir con dejar ir y permitir a Dios, cuando digo “déjalo ir y permite a Dios”, no queremos decir que no vas hacer nada, ¿okey?, al decir que dejes ir las cosas y le permitas a Dios, estamos hablando de dejar todo esfuerzo humano, debes dejar toda la psicología humana, debes dejar todo empeño o esfuerzo porque las obras del hombre realmente no logran nada, no pueden producir esta clase de resultados cuando es necesaria una liberación.

¿Saben ustedes? La Biblia describe que el rey Josafat, un rey de Judá, fue rodeado por un gran ejército que se había reunido en contra de él, y él tenía miedo, y él y el pueblo buscaron al Señor, y dice la Biblia que el espíritu santo vino sobre alguien en la congregación, alguien que se puso de pie y profetizó, y les dijo que no tuvieran temor de esa gran multitud, porque el Señor estaba con ellos, y les dijo no necesitaban pelear en esta batalla, que se quedaran quietos y verían la salvación del Señor.
Ahora, ¿qué significa esto de quedarse quieto?, algunos lo interpretan como “quedarse quieto y no hacer nada”, pero la siguiente mañana el rey Josafat puso enfrente del ejército miembros de calidad del ejército, músicos, adoradores y cantaron esta canción: “Alabado sea el Señor porque Su amor y Su misericordia son para siempre” (2 Crónicas 20).

Ahora, en la profecía no decía que pusieran a gente al frente alabando a Dios, lo único que se había dicho en la profecía era que se quedaran quietos y vieran la salvación de Dios. Pero el rey Josafat sabía lo suficiente para saber que “permanecer quietos” significa buscarlo a Él, alabarlo, orar, ¿amén?

Cuando nosotros oramos, el espíritu santo alaba, y cuando nosotros nos detenemos, él se detiene también, no es la idea el decir: “bueno él va a hacerlo todo, él va a orar”, ¿me entienden? yo realmente creo con todo mi corazón que cuando tú oras en el espíritu, eso te conecta con las oraciones de Jesús a la diestra de Dios, y Jesús siempre hace tus oraciones perfectas. Mientras les estoy enseñando, ¿sienten ese río que fluye?, bueno siempre que se habla de este tema de hablar en lenguas siempre hay gente que tiene el deseo de hacerlo, así que yo te aliento, a que comiences hablar en lenguas, ¡suéltalo, suéltalo, déjalo correr!, ¡permítanme escucharlos como oran en lenguas!, ¿no es hermoso? algunos de ustedes sienten que eso ríos están fluyendo, así que déjenlos ir, libérenlos, si no abres tu boca, si no lo dejas correr nada va a pasar. El espíritu santo es un caballero, si tú no hablas él no va a hablar, cuando tú comiences, él comienza, cuando tú te detienes, él se detiene, (y habla en lenguas) alto, yo me detuve, si tú oras, el espíritu santo ora a través de ti, y si tú te detienes, él se detiene.

El espíritu santo hace oraciones perfectas a Dios en el cielo, es por eso que necesitas orar en lenguas. Hay gente que ha sido bautizada en el espíritu santo y que no se atreve a orar en lenguas, necesitas hacerlo tú, abrir tu boca, Dios no va a venir a abrirte la boca a la fuerza, no, los espíritus diabólicos fuerzan a las personas, pero Dios nunca va a forzarte, Dios te guía, los espíritus diabólicos poseen, pero Dios guía. Cuando sientes que esas palabras fluyen de ti, déjalas correr, y pueden ser raras para ti al comienzo, pero simplemente dilas, el espíritu santo habla en lenguas. Las Escrituras dicen que “ellos comenzaron a hablar en lenguas según el espíritu les daba que hablasen”, ¡ellos comenzaron hablar!, es por eso que en el momento que tú eres bautizado o recibes una oración para ser bautizado en el espíritu santo, y escuchas sonidos raros simplemente háblalos y el espíritu santo te va a dar un río. Si lo dejas fluir va a fluir, si no hablas, nada va a ocurrir, con tu boca cerrada nada va a pasar, ¿entiendes? tú puedes estar bautizado ya en el espíritu santo tener todo dentro, pero tú debes sacarlo o hablar. Al final de este servicio voy a orar para que todas las personas reciban y ríos de aguas vivas van a fluir de ustedes.

¿Saben que hay un gran beneficio en orar oraciones que tú no sabes a qué se refieren? hay muchos beneficios en esto, número uno, la gente quedaría asustada, paralizada, si supieran lo que están orando, al conocer su futuro.

En 1993 tuve una muy larga sesión de oración en el espíritu, y yo supe que estaba orando por nuestra iglesia, y yo no sabía nada de lo que el espíritu estaba diciendo, si yo lo hubiera sabido, me hubiera paralizado, me hubiera aterrado, él debió haber dicho algo como “¡¡oh!! Dios y Padre, en el año 2002 y 2003 dale unción a Joseph Prince para que predique seis mensajes cada semana”. En ese punto, un solo servicio era para mí muchísimo, yo quedaba exhausto con un solo servicio, en ese punto no me hubiera jamás imaginado predicar seis mensajes a la semana. Entonces teníamos más de cinco mil personas en nuestra iglesia, y si yo hubiera sabido que en algún punto íbamos a tener más de treinta mil personas asistiendo en nuestra iglesia, yo me hubiera simplemente hecho para atrás, “¡no Señor mejor me regreso a mi negocio! ¡no, no! esto ya me dio escalofrío, me siento restaurado para regresar a mi empleo”; así que le doy gracias a Dios que yo no sabía lo que estaba orando. Dios no nos guía a saberlo todo, pero yo pude orar para que todo esto ocurriera.

Y hay un lugar para las lenguas y para la interpretación también, depende de Su voluntad y del hambre que tengan, no podemos ir más allá del nivel de hambre que tenga cada individuo, y nosotros hicimos una enseñanza de como fluir en la interpretación de lenguas, eso puede ocurrir muy a menudo, pero no ocurre todo el tiempo, si tú estas orando por intercesión, pues no necesitas interpretar, si estás orando por tu situación o por tu futuro no tienes que interpretar nada, pero hay momentos en que tu lengua cambia y cuando eso pasa puedes pedir a Dios por interpretación, usualmente esto un mensaje de Dios para ti en tu idioma.

Cuando oras en lenguas la mayor parte del tiempo tú no sabes porqué estas orando, y es bueno que nos sepas porque estas orando, porque somos gente que piensa mucho, somos gente “tan inteligente”, “tan listos” que pensamos que debemos entenderlo todo.

“Pastor, es que si no lo entiendo todo no soy capaz de disfrutarlo”, ¿sabes cómo funciona la economía? Entonces no la disfrutes, porque basado en tu teoría tú debes entenderlo todo para que lo disfrutes. “Debo saber qué estoy comiendo antes de comerlo, tengo que saber si esto tiene vitamina k o vitamina B, o qué cosa tiene, o si esta adicionado con vitamina C”, no, nunca vas a disfrutar tu comida si estás pensando cada cosa que tiene, y la gente tan inteligente, bueno, complica todas las cosas.

Yo no estoy diciendo que ser intelectual o tener entendimiento, inteligencia sea malo, no, pero la mente debe ser un siervo para tu espíritu. Dios te hizo espíritu, alma y cuerpo, somos tripartitas, somos una persona con tres partes: nosotros tenemos un cuerpo (no somos un cuerpo, tenemos un cuerpo), tenemos una mente, y somos espíritu. Vamos a decirlo de esta manera: yo soy un espíritu, tengo un alma (y ésta incluye mi mente y mis emociones), y yo vivo en un cuerpo. Otra vez: soy un espíritu, tengo un alma y vivo en un cuerpo, son tres partes del templo de Dios: los atrios corresponden al cuerpo, el alma corresponde al Lugar Santo (ahí había tres muebles correspondiendo a la mente, a las emociones y a la voluntad del hombre). Y el espíritu que es el Santo de los Santos, y la Biblia nos llama a nosotros el templo de Dios. Así que una vez más: soy un espíritu, tengo un alma y vivo en un cuerpo. Esta es mi casa, este es mi hogar ¡amén¡

El plan original de Dios era así, espíritu alma y cuerpo. El espíritu estaba diseñado para ser el rey, para controlar al cuerpo, para controlar al alma, el espíritu controlaría el alma y el cuerpo, ¿pero saben lo que ocurrió cuando Adán pecó contra Dios? el espíritu murió, cuando el espíritu murió solamente quedó el alma y el cuerpo, ese es por qué miras alrededor de ti en cualquier lugar alrededor de ti, y encuentras hombres y mujeres que están muy mal en su mente, pueden ser gente muy intelectual, pero están gobernados por su alma o por su cuerpo.

Aquellos que son intelectuales dicen: “Bueno, yo no encuentro eso lógico, hablar en lenguas es irrazonable, yo nunca me voy a encontrar en esa posición de hablar en lenguas porque no lo comprendo, si no lo puedo entender no lo puedo disfrutar, simplemente eso no es razonable”, una persona así no puede recibir un milagro de Dios, porque para para él los milagros no son razonables, la medicina es razonable, cuando el medico te hace una operación, y abre tu cuerpo y remueve un órgano, eso es razonable, pero que Dios te sane sin una operación eso es irracional, así que en su celebro se creen muy grandes estas personas, y están gobernadas por su intelecto, pero espiritualmente están muertos. A la vida natural la gobierna la mente o el cuerpo, la gente mayormente o desarrolla su mente o desarrolla su cuerpo, tener muy desarrollado o estar gobernado por el cuerpo es ser como animales, si el cuerpo siente algo deben tenerlo “ya” en ese momento, si quieren una mujer, bueno, pues tienen que tenerla y si quieren comer algo, tiene que comerlo, están regulados o regidos por el cuerpo como animales porque no tienen espíritu. Están muertos espiritualmente, no tienen esa parte que Dios hizo a Su imagen y semejanza para el hombre, están cortados de la gloria de Dios.

La muerte no es cuando tu corazón deja de latir, ese es el resultado de la muerte, la muerte es la separación de Dios, cuando Adán por primera vez pecó contra Dios, murió ese mismo día, él murió físicamente cientos de años después, pero en el mismo día que pecó, él murió espiritualmente, y la muerte es una separación de Dios. Así que cuando estas cortado de Dios, solamente vive tu alma y tu cuerpo, pero no tienes espíritu.

Alguna gente tiene muy desarrollada su alma, son muy inteligentes, u otros desarrollan sus cuerpos, reina su cuerpo o están regidos por su cuerpo, muchos de ellos mueren muy jóvenes por enfermedades, ¡y escúchenme con atención! cuando tú eres renacido, tú eres una persona de cuerpo, alma y espíritu, noten que aquellos que están aquí y que son muy delgados, cuando reciben el espíritu santo, cuando nacen de nuevo, todavía son delgados, así que el cuerpo no es el renacido, ¿qué parte del ser humano es renacida?  ¡el espíritu!, no puedes ver el espíritu, pero un día ese individuo va tener un nuevo cuerpo, la Biblia dice que cuando Jesucristo venga otra vez, vamos a recibir un nuevo cuerpo en un abrir y cerrar de ojos, y ese cuerpo nunca va a envejecer, nunca va a enfermar, nunca va a tener padecimientos, no vamos a tener más miedos ni stress no vamos a sentirnos aburridos, nunca en ese cuerpo, será un cuerpo que ya no va a tener decadencia y ¿cuánto tiempo va durar ese cuerpo? ¡para siempre!, y eso es mucho tiempo, así que no juegues juegos con la vida eterna, el elegir con quién te vas a casar, y qué carrera vas a estudiar, todas esas cosas son para esta vida, lo que debes asegurarte es de que eres salvo. ¿De qué le aprovecha a un hombre ganar todo el mundo si su alma se pierde?, ¿me escuchan iglesia? así que cuando el espíritu santo viene a ti, tu espíritu tiene una voz, tu espíritu comienza a hablar, y Dios le da qué hablar.


Y llegas a ser más fuerte y más fuerte cuando regresas al plan original de Dios, cuando tu espíritu controla tu alma, y controla tu cuerpo, y eso es lo que en este presente tiempo en un lenguaje coloquial podemos decir que es ser ¡genial!, esto es alguien que está integrado. Esto es realmente maravilloso, cuando un cuerpo y un alma están controlados por un espíritu ese es un hombre una mujer maravilloso y genial, eso es muy bueno, la gente se cree maravillosa en el mundo porque hacen lo que quieren, y dicen lo que quiere, pero no pueden controlar ni su alma ni su boca, cuando están influenciados por espíritus diabólicos.

Traducción por Claudia Juárez Garbalena

0 comentarios:

Publicar un comentario