DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

sábado, 11 de noviembre de 2017

Espera que cosas buenas te ocurran. Devocional. De Joseph Prince




Efesios 6:17 Y tomad el yelmo de la salvación…

Cuando suena el teléfono a deshoras, la mayoría de la gente piensa: "¡Dios mío! Deben ser malas noticias". No piensan: "¡Me pregunto cuál es la buena noticia que no puede esperar hasta la mañana!"
Cuando escuchamos, "El jefe quiere verte", instintivamente, pensamos: "Dios mío, esto no es bueno". Pero, ¿cómo sabemos que no se tratará de un ascenso?

Nuestras mentes están inclinadas hacia lo negativo. Entonces, para proteger nuestras mentes de los pensamientos negativos, debemos ponernos "el yelmo de salvación", que es "la esperanza de la salvación" (1 Tesalonicenses 5:8).

Si estás pasando por una prueba en este momento, ponerte la esperanza de salvación como yelmo significa que tienes una expectativa confiada de que el bien viene hacia ti. Significa que eliges creer que este momento difícil por el que estás pasando es solo temporal porque Dios te ayudará a superarlo. Significa que tú crees que este período difícil concluirá con tu salvación: ¡con tu preservación, integridad, bienestar y salud!

Puede que no sepas qué va a pasar esta semana. ¡Pero una cosa que puedes hacer es ponerte el yelmo de la esperanza de salvación y decirte a ti mismo que vas a tener una semana fantástica!

"Bueno, ya sabe, Pastor Prince, nunca se sabe qué esperar. Hoy en día escuchamos muchas malas noticias: otro brote de gripe, otra compañía que reduce a sus empleados ... Realmente espero no ser el próximo en ser despedido. Pero no puedo estar seguro. Estoy cruzando los dedos".


No, amigo mío, la esperanza bíblica no es "espero que sea así", sino "sé que será así". Puedes confiar en que te va a pasar algo bueno porque no eres como las personas del mundo. Eres un hijo del Dios viviente. Tienes un Salvador que te cuida. Hay más ángeles que se les ha encomendado cuidar de ti que demonios contra ti. Y mayor es el que está en ti que el que está en el mundo (1 Juan 4: 4). ¡Hay muchas razones para que tengas una confiada expectativa de que algo bueno te está sucediendo!


0 comentarios:

Publicar un comentario