DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

viernes, 24 de noviembre de 2017

¡La acción de gracias puede resucitar lo muerto! Devocional. De Joseph Prince



Juan 11:41, 42 …Y Jesús, alzando los ojos a lo alto, dijo: Padre, gracias te doy por haberme oído. Yo sabía que siempre me oyes…

Después de que Jesús hubo dicho estas palabras, él clamó a gran voz: "¡Lázaro, ven fuera!" ¡Y el hombre que había estado muerto por cuatro días salió de su tumba!

Este es uno de los mayores milagros que Jesús llevó a cabo. Lázaro había estado muerto durante cuatro días cuando Jesús lo resucitó. ¿No estarías de acuerdo en que la muerte es un problema extremo? No tener dinero en el banco, enfermarse y perder tu trabajo, tan malas como estas cosas son, ¡no son tan malas como estar muerto!

Pero lo que quiero que veas es esto: si Jesús, en el más extremo de los problemas, nos muestra que la solución aún es: "Padre, gracias te doy", entonces cuánto más deberíamos agradecer a Dios en medio de problemas menos serios que enfrentamos Si la acción de gracias puede resucitar a un muerto, demos gracias a pesar de las circunstancias negativas y veremos la victoria.

Desafortunadamente, tendemos a hacer lo opuesto: murmuramos y nos quejamos. Pero murmurar y quejarse solo magnifican el problema. La acción de gracias, por otro lado, es el lenguaje de la fe que agrada a Dios. No digo que demos gracias por los problemas que tenemos. No, le agradecemos a Dios que Él es nuestra respuesta y que ya nos ha dado todas las bendiciones (Efesios 1:3).

"Pero Pastor Prince, lo que tengo es muy poco".

Amigo mío, da gracias a Dios por lo poco que tienes y se multiplicará. ¡Jesús le agradeció a su Padre por cinco panes de cebada y dos pececillos, el almuerzo de un niño pequeño, y estos se multiplicaron para alimentar a más de 5,000 personas con 12 canastas llenas de sobras! (Juan 6:8-13). Y fíjense en que cuando el Espíritu Santo volvió a hablar de este evento, mencionó específicamente al Señor dando gracias: "junto al lugar donde habían comido el pan después de haber dado gracias el Señor" (Juan 6:23). Dios parece estar más complacido con el acto de dar gracias que con el milagro de la multiplicación o las 12 cestas llenas de sobras.

Amado, cuanto más le agradeces a Dios, más le satisfaces. ¡Lo poco que tienes se multiplicará y todo lo que esté muerto en tu vida resucitará!





0 comentarios:

Publicar un comentario