DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

martes, 5 de diciembre de 2017

Dios te conoce íntimamente. Devocional. De Joseph Prince



Mateo 10:30 Pues aun vuestros cabellos están todos contados.

Por mucho que ame a mi esposa y a mi hija, nunca me he tomado la molestia de contar la cantidad de cabellos que tienen sus cabezas. No tengo tiempo para hacerlo y dudo que desee hacerlo.

Cada día, tu cabello se cae. Sin embargo, Dios sabe cuántos cabellos quedan en tu cabeza. ¡Y también sabe cuántos están volviendo a crecer! Él lo sabe porque se toma la molestia en contarlos una y otra vez. Cuando se trata de ti, siempre tiene tiempo para cada pequeña cosa sobre ti.

Entonces, cuando Jesús dijo: "Pues aun vuestros cabellos están todos contados", no estaba exagerando. Él nunca exagera. Él quiere decir lo que dice y dice lo que quiere decir. Entonces, que el Señor diga que todos los cabellos de tu cabeza están contados significa que quiere que sepas que Dios está muy interesado en ti y que tiene un conocimiento íntimo de ti: de tu cuerpo, familia, finanzas, relaciones... ¡de todo en tu vida!

Él conoce el dolor que has estado teniendo en tu cuerpo. Él es consciente de la preocupación financiera que le has estado ocultando a tu familia. Él ve cómo tu desagradable jefe te está tratando. Él comprende las heridas que guardas en tu corazón. Él escucha el clamor de tu corazón por un milagro.

Tu Padre celestial quiere que sepas que siempre que algo te preocupe, Él no lo pasa por alto, incluso si se trata de tu mascota, como descubrió una miembro de nuestra iglesia. Ella entró en pánico cuando descubrió que su tortuga se había quedado ciega. Entonces, al recordar mis mensajes sobre la confesión de sanidad en nuestros cuerpos, ¡ella hizo lo mismo con su mascota! ¡Tres meses después, los ojos de la tortuga estaban abiertos y podían ver!

Dios te conoce íntimamente. Él conoce cada pequeño problema que te preocupa y cada una de las cargas que tienes. Y cuando te acercas a Él en busca de ayuda, Él tiene todo el tiempo para ti como si no existiera nadie más. ¡Así de valioso eres para Él y esta es la forma en que Él está absorto en ti!


 Traducción por Claudia Juárez Garbalena

2 comentarios:

Publicar un comentario