DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

martes, 9 de enero de 2018

El Camino del guerrero de Dios. Comentario de Graham Cooke



¡Dios les bendiga! Queridos hermanos, el mundo se está oscureciendo espiritualmente cada día más. Hoy se llama sínicamente a lo bueno “malo” y a lo malo “bueno”, cosas que no veíamos en los medios de comunicación y en las calles hace 10, 15 ó 20 años, hoy se ven descaradamente y sin ningún freno. Realmente la venida de nuestro Señor Jesucristo por Su Iglesia está muy cerca, y las tinieblas en este mundo serán más densas cada vez, no digo esto para amedrentarnos, sino para estar listos y alertas espiritualmente. Dios, nuestro Padre, el Todopoderoso nos brinda Su bendición, protección, suficiencia, sanidad y liberación SIEMPRE, Él está sin duda con las manos extendidas para brindar salvación de todo tipo, y nos toca a nosotros tomar lo que Él nos brinda.

Hay dos cosas esenciales que el creyente DEBE trabajar y fortalecer en su vida:

1.     Debe fortalecer su comunión con Dios llegando a conocerle íntimamente cada día más. Muchos problemas, situaciones, dolores de cabeza, angustias y miedos, vienen de desconocer QUIEN es el Dios vivo y Su naturaleza: cómo opera, Quién es Él: un DIOS BUENO que es LUZ, AMOR, un DIOS que ES FIEL, GENEROSO Y DESEA LO MEJOR PARA Su gente. Entender a Dios y Sus caminos nos da seguridad, aleja los miedos, dudas, inseguridades, angustias, nos trae literal sanidad al alma y al cuerpo, y nos permite vivir cada día más confiados a pesar de todo y de todos.

Esto no es algo que se logra de la noche a la mañana, sino un constante crecimiento que durará hasta el día del retorno, todos estamos aprendiendo y creciendo en los caminos de Dios, y todos NECESITAMOS acercarnos a Dios diariamente, buscarlo a Él en Su Palabra, en oración, en un tiempo de charla con Él…

La Biblia será un libro abierto para ti si pides revelación, sabiduría, si le pides a Dios entenderla y conocerlo a Él en ella.

2.     Y, le es NECESARIO al creyente conocer su auto identidad, saber quién es él delante de Dios.
Lo que tú eres delante de Dios NO lo determina tus obras, sino LA OBRA FINALIZADA DE CRISTO. Como Cristo es, así eres tú en esta tierra. La herencia y derechos y poder que él tiene, los tienes tú POR LA GRACIA DE DIOS, tú eres justo, amado, acepto delante de Dios por lo que Cristo ganó por ti. Jesús fue tu sustituto en la cruz para todo juicio y toda enfermedad. Él pagó el precio por toda liberación que podríamos haber necesitado y que necesitamos. Tu valor como hijo de Dios es en la medida del valor de Cristo en el cielo, eres tan preciado y amado como Cristo mismo sentado a la diestra de Dios es apreciado y amado en el cielo.

Jesús no fue una ayuda para que tu seas una mejor persona, Dios te ha dado una nueva identidad en él, eres una nueva criatura por la gracia de Dios en él. Cristo es tu nueva identidad delante de Dios. La mayoría de los hijos de Dios viven hoy luchando por sentirse aceptados delante de Dios, pero las Escrituras CLARAMENTE muestran que hemos sido justificados gratuitamente por medio de aquel que nos amó.

El creyente debe entender y crecer en estos dos puntos para florecer con Dios cada día más. A la luz de esto les presento el siguiente segmento de una entrevista a Graham Cooke. Si tienes un verdadero compromiso con Dios o quieres tenerlo, pido que este pequeño escrito te sea de bendición y gran utilidad. 

En el amor de Cristo,

Claudia Juárez Garbalena

El Camino del guerrero de Dios

Por Graham Cooke

Una de las cosas que creo firmante, es que en estos días vamos a ver una versión moderna de hombres y mujeres equivalente a los grandes hombres de David. Realmente creo que una cosa es ser un soldado, y otra cosa es ser un guerrero. Un guerrero es una raza de gente diferente. Lo que es interesante para mi es que cuando miramos los registros de los grandes hombres de David, solo los guerreros son nombrados. Estos eran gente de renombre, gente con substancia, eran gente de significancia (trascendencia) y poder que sabían quiénes eran, que sabían cómo pelear, como tomar un territorio, como guardar un territorio, como retener ese territorio en el poder del espíritu.

Me he divertido mucho escribiendo una serie de libros llamados “El camino del guerrero”. El primer libro se trata de “Las cualidades de un guerrero espiritual”, ¿qué clase de persona necesitas ser para entrar a esa dimensión de la batalla?

Primeramente, lo que quiero decir, es que la batalla espiritual no es en realidad tomar autoridad sobre el diablo, es primariamente acerca de descubrir la soberanía, la supremacía y la majestad de Jesús, y aprender cómo seguir el rastro del cielo a la tierra en vez de la tierra al cielo.

Un guerrero espiritual tiene ciertas cualidades, es alguien que realmente entiende una escena o panorama que está frente a él o ella, y que ha abrazado el espíritu de majestad de Jesús en su propia vida. Yo creo fuertemente que hay un lugar en el espíritu reservado por nosotros donde podemos hacer que el enemigo se canse, que se sienta fatigado, desanimado y deprimido y en donde va a requerir una terapia jeje.

Curiosamente he descubierto que el fruto del espíritu es de hecho un arma más poderosa contra el enemigo que los dones (o manifestaciones) del espíritu [esto pudiera sonar raro, pero tanto la desesperación, como el miedo o la angustia, entre otros sentimientos negativos, son una puerta abierta para que el enemigo entre en nuestras vidas a hurtar, matar y destruir; sin embargo, un corazón gobernado por la paz de Dios está en una posición de inmenso poder porque directamente la paz le sirve de barrera y de gran escudo contra los ataques del enemigo, de igual manera el amor, el gozo, la paciencia, etc. Las manifestaciones (llamados dones) del espíritu, tienen su función, gran provecho y uso en la vida de un creyente, pero andar en el amor, en el gozo, en la paz, etc., blinda nuestro corazón de los dardos de fuego del maligno, los repele. Recomiendo la enseñanza"La gracia fluye en las áreas de la vida donde no hay preocupación" de Joseph Prince, Nota de traductor]. Así que es un hecho que puedes derrotar al enemigo aprendiendo a vivir en paz, tú puedes vencer al enemigo viviendo en gozo, puedes dejarlo exhausto con tu gracia, puedes deprimirlo con el amor, la bondad, la paciencia que se encuentren presentes en tu vida, especialmente con la paciencia, porque el enemigo no tiene ninguna paciencia, él la dejó toda atrás cuando cayó del cielo.

Así que la cosa asombrosa para mi es que la naturaleza de Dios que nos hace como Cristo, es la cosa que verdaderamente abruma y vence al enemigo. Es ese lugar puesto aparte en el espíritu donde llegamos a ser mas que vencedores, y esto es ser un guerrero: habitas en una dimensión totalmente diferente de espiritualidad, tienes una forma diferente de percepción, hay un sentido mas grande de la consistencia (inmutabilidad) de Dios acerca de ti, tanto que, mientras tú comienzas a absorber estas verdades, mientras comienzas a abrazarlas, van a fluir de ti y comenzarás a manifestar ese espíritu de guerrero en la forma en que caminas a través de este mundo, y en como aconsejas a los problemas, como te paras firme contra situaciones y problemas.

Hay algo que necesitamos aprender, y es que nuestras circunstancias no son el problema, es nuestra percepción de nuestras circunstancias lo que es el problema, y cuando eres un guerrero, tú comienzas con la percepción que viene a ti directamente del cielo, tu percepción no viene de lo que está ocurriendo en la tierra. Entonces, cuando manifiestas tu espíritu, se trata de que tu deliberadamente estas caminando en tu propia identidad, la que Dios te ha dado, y trayendo y aplicando eso en las situaciones y circunstancias en las que te encuentras envuelto. Entonces aprendes a vivir desde el interior hacia el exterior.

Un guerrero llega a alinearse, lo cual es llegar a un punto donde tú deliberadamente te alineas a ti mismo con la forma en que eres conocido en el cielo, a cómo eres percibido en el cielo, a cuál es tu identidad que viene del cielo. Llegas a un punto en que estás de acuerdo, en alineación y entras en una pasión por Dios y por lo que haces, y particularmente en la intencionalidad de esa identidad. Y de hecho es entender y creer tu identidad la que abre para ti un camino, una forma de experimentar y entrar en tu destino. Vivir en tu identidad te hace entender para qué fuiste creado, cuál es tu rol en la tierra, cómo te perciben otros en términos de cómo eres conocido en el cielo. Comienzas a deliberadamente alinearte a ti mismo con cómo Dios te ve, y es cuando notas que la intencionalidad (voluntad) de Dios mismo hacia ti, fluye en tu vida en una forma tan poderosa, que llegas a ser significativo (a causar impacto), incluso cuando no estás tratando de hacerlo. Cada palabra que sale de ti tiene sustancia, un peso añadido, buscas impartir, buscas traer liberación, entonces llegas a ser un ministerio de liberación en términos de cómo piensas, cómo percibes, cómo hablas, cómo actúas; tu lenguaje cambia, tu postura en la tierra cambia, y hay libertad y poder que viene con eso, que de hecho hace que abrumes, que venzas, que domines, que te sobrepongas a cada obstáculo que se levanta contra ti, y tú llegas a un lugar donde heredas, donde posees tu herencia.

Isaías 54:17 dice que “Ninguna arma forjada contra ti prosperará, sino que todo lo que se levanta contra ti, lo condenarás y lo vencerás porque esta es la herencia de los siervos del Señor.

Los guerreros son gente que viven conscientes y despiertos de su herencia: “Este es quien yo soy en el cielo, esta es mi identidad en Jesús, por tanto así es como voy a conducirme, así es como voy a actuar, así es como voy a posicionarme a mi mismo ante el cielo para recibir liberaciones, avances, así es como voy a ser quitado cargas, etc. Y un guerrero es alguien que con intención deliberada y enfocada se posiciona a sí mismo exactamente dónde y cómo el Padre le está mostrando, y así pueden entrar en la batalla en un alto nivel y lograr victorias no solamente para ellos mismos, no solamente para sus familias, sino también para sus iglesias, para sus ciudades, para sus estados, para sus países, y vamos a ver en estos días hombres y mujeres de ese calibre y calidad, que no pueden ser vencidos, que no pueden ser abrumados porque viven una vida que es plena de cosas asombrosas, de cosas impactantes, con una alto sentido de curiosidad por entender y conocer más, lo cual se espera de gente que camina en majestad y que toma todos sus puntos de referencia de la presencia del Rey mismo. Yo amo hablar de esto, pero sobre todo, amo vivirlo, es maravilloso.

                 

   

0 comentarios:

Publicar un comentario