DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

miércoles, 7 de marzo de 2018

Dios no te está juzgando. De Joseph Prince. Devocional.




Romanos 8:33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

Algunas personas ven a Dios como un juez que tiene demandas exigentes sobre el hombre. Cuando sus esfuerzos no son suficientes, no logran un objetivo o cuando las cosas van mal en sus vidas, piensan que Dios los está juzgando.

Amigo mío, la verdad es que si eres un creyente, Dios no tiene ninguna acusación contra ti. En vez de eso, Él te justifica por la sangre de su Hijo. De hecho, la Palabra de Dios dice que aquel que tenía el derecho de condenarte, ¡eligió morir por ti, resucitó y está a la diestra del Padre para ser tu justicia! (Romanos 8:34).

Pero lo que el diablo trata de hacer es hacerte creer que Dios te mira con un ojo crítico y que te castiga cuando haces algo mal. Él ha engañado a muchos cristianos sinceros haciéndoles creer que, si han hecho algo mal, las cosas malas tienen derecho a recaer sobre ellos y sus familias. Y cuando suceden estas cosas, él los convence de que están sufriendo el juicio de Dios debido a sus malas acciones. En medio de todo esto, estos cristianos sinceros luchan contra la condenación porque piensan que ellos son la causa de sus propios problemas.

Nada más lejos de la verdad. A partir de la cruz, donde Jesús fue juzgado en tu lugar por cada una de tus acciones, pensamientos y palabras equivocadas, Dios ya no te juzga a ti, Su hijo. No necesitas aceptar la condenación porque Jesús tomó todo tu castigo en la cruz.

Entonces, cuando comiences a sentirte condenado por tus acciones o cuando experimentes circunstancias negativas, di: "Escrito está: Es Dios Quien me justifica. Estoy completamente perdonado y he sido hecho justo delante de él. ¡Me niego a aceptar cualquier condenación, y rechazo cada síntoma de la maldición que estoy viendo en mis circunstancias!"

¡Entonces, simplemente párate firme sobre la verdad de la Palabra de Dios, y míralo a Él liberarte y bendecirte!




0 comentarios:

Publicar un comentario