DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

martes, 13 de marzo de 2018

‘YO SERÉ TU DIOS”. Devocional. De Joseph Prince



Hebreos 8:10… Y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo.

Cuando Dios dice: "Yo seré tu Dios", esa es una declaración que significa que Él hará milagros en tu vida. Entonces, si es un milagro que lo necesitas, ¡es un milagro lo que obtendrás!

Si hay un gran mar bloqueando el camino hacia tu bendición y Dios dice, "Yo seré tu Dios", significa que Él abrirá el mar para ti para que puedas recibir tu bendición.

Si tú eres pobre y Dios dice: "Seré tu Dios", eso significa que estarás bien provisto. Como Dios alimentó a casi tres millones de israelitas en el desierto cada día durante 40 años, puedes estar seguro de que Dios también proveerá para ti.

Si estás enfermo y Dios dice: "Yo seré tu Dios", significa que Él será "tu sanador" (Éxodo 15:26), y serás sano.

Si has contraído una gran deuda y Dios dice: "Seré su Dios", significa que Él hará que tu deuda sea cancelada sobrenaturalmente.

Pero Dios no solamente dijo: "Yo seré su Dios", también dijo, "ellos serán Mi pueblo".

Ser el pueblo de Dios significa ser aquellos que están protegidos. No todos en la tierra son el pueblo de Dios, solo aquellos que hemos sido redimidos por la sangre de Cristo. Durante los momentos de incertidumbre, Dios te dice: "Tú serás mi pueblo". Esto significa que estás protegido de todas las pestes, plagas, ataques y destrucción.

Incluso cuando escuches a la gente decir que una crisis económica está por venir, Dios te dice: "Tú serás Mi pueblo". Esto significa que no tienes que preocuparte o estar ansioso. La crisis no te afectará. Independientemente de la situación en el mundo, estás protegido y caminarás en las bendiciones de Dios.

El poder de Dios viene al encuentro de cada reto que enfrentas cuando Él te dice: "Seré tu Dios y tú serás mi pueblo". Tú experimentarás una vida sobrenatural. ¡Tu parte es creer lo que Él declara y actuar conforme a ello!


0 comentarios:

Publicar un comentario