DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

lunes, 2 de julio de 2018

Dios usa al débil para confundir al poderoso. Devocional. De Joseph Prince


1 Corintios 1:27 sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte.

Cuando te enfrentas a un gran desafío, ¿buscas automáticamente los medios más poderosos para resolver el problema? Bueno, mi amigo, eso no es pensar en la forma que Dios piensa. La Biblia nos dice que a Dios le agrada usar lo que el mundo considera débil, insensato, lo mas bajo y despreciado para reducir a nada cosas que son poderosas.

"¿Qué es eso en tu mano?", Preguntó Dios.

"Una vara", dijo Moisés. Y con esa vara, hizo milagros y confundió el poder de Faraón.

"Cinco panes y dos peces", dijo un niño pequeño. Y con el almuerzo de ese niño, Jesús alimentó a 5,000 hombres, y sus discípulos reunieron 12 cestas llenas de sobras.

"La mandíbula de un asno", dijo Sansón. Y con eso, mató a mil filisteos, que eran los enemigos del pueblo de Dios.

"Cinco piedras y una honda", dijo David, el joven pastor. Y con una de sus piedras y su honda, derribó a Goliat, el poderoso campeón filisteo.

En una conferencia reciente para pastores que hablan el dialecto hokkien, el pastor Mark, nuestro pastor de servicios de hokkien y mandarín, se dio cuenta de que su hokkien hablado palidece en comparación con el refinado e impecable hokkien hablado por los otros pastores allí. Sin embargo, le agradó a Dios usar el coloquial hokkien del Pastor Mark para llevar a muchas personas que hablan este dialecto, especialmente a ancianos, a Cristo.

Muchas de estas personas mayores testifican que, por primera vez en su vida, son liberados por completo de los temores de enfermedades debilitantes, de soledad, supersticiones profundamente arraigadas, maldiciones generacionales, de los estragos de la vejez e incluso de la muerte.

Amigo mío, no desprecies lo que parece débil e insignificante para el mundo. ¡Dios puede usarlos para derrotar a los gigantes en tu vida!


Extraído del sitio Joseph Prince Ministries:


0 comentarios:

Publicar un comentario