DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

martes, 10 de julio de 2018

Recibe libremente lo que Dios libremente te da. Devocional. De Joseph Prince


Romanos 4:13 Porque no por la ley fue dada a Abraham o a su descendencia la promesa de que sería heredero del mundo, sino por la justicia de la fe.

Dios prometió que tú serías heredero del mundo. Es la misma promesa que le hizo a Abraham. Y debido a que tú eres de Cristo, tú eres simiente de Abraham y un heredero "según la promesa" (Gálatas 3:29).

Cuando Dios te hizo esta promesa, Él hizo que sea muy fácil recibir para ti: "por la justicia de la fe". Todo lo que tienes que hacer es creer que, como heredero del mundo, toda bendición es justamente tuya porque Jesús murió para dártelas. Él también resucitó de entre los muertos para hacerlas valer en tu vida.

Entonces, no intentes obtener tus bendiciones "a través de la ley", a través de tus esfuerzos o desempeño. Recibe libremente lo que Dios te da libremente a través de Cristo y su obra finalizada en la cruz.

Cuando un miembro de la iglesia fue despedido a los 41 años de edad, se negó a preocuparse o pensar que tenía que competir con el resto de la gente en el mercado de trabajo. En cambio, él creyó que por la gracia de Dios, obtendría un mejor empleo con un salario más alto. De hecho, a través de un conocido mutuo, le llegó un nuevo trabajo con un paquete de pago que fue un 60 por ciento más que en el trabajo anterior.

Otro hombre estaba experimentando una relación tensa con su esposa hasta el punto de que el divorcio era inminente. Cuando comenzó a asistir a nuestra iglesia, se dio cuenta de que un matrimonio feliz podía ser suyo, no a través de intentar mantener su matrimonio o ganarse el amor de su esposa, sino al creer que, aunque podía ver sus propias debilidades, él todavía era la justicia de Dios en Cristo por la sangre de Jesús. Hoy, él y su esposa se han reconciliado y disfrutan de un matrimonio bendecido.

No permitas que el diablo te descalifique al presentarte la ley y diciendo: "¿Cómo puedes recibir esta bendición cuando anoche, rompiste la ley de Dios?" O "¿Estás seguro de que te mereces esto?" En lugar de eso, di: "Padre ¡Te doy gracias por que recibo todo libremente por Tu gracia, por Tu favor inmerecido en mi vida, a través de la sangre de Jesús!"

Tomado del sitio Joseph Prince Ministries:



0 comentarios:

Publicar un comentario