DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

martes, 30 de enero de 2018

Mayor es el que está en ti, que el que está en el mundo. Devocional. De Joseph Prince


1 Juan 4:4 Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.
Si has estado en un espectáculo de circo o lo has visto por televisión, estarás familiarizado con el acto que implica a un león y su domador. Pero alguna vez te has preguntado, ¿por qué, además de sostener un látigo, el domador se arma con un taburete y dirige sus piernas hacia la bestia?
La idea es distraer al león. Verás, tan poderosa como esta bestia es, puede ser inmovilizada a través de distracciones. Si este devorador de hombres no se distrae de tiempo en tiempo, ¡simplemente podría decidir mutilar al entrenador y matarlo!
El diablo es como el entrenador. Él sabe que tienes el poder de Dios dentro de ti, porque el León de Judá está en ti, y “mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo”. Así que lo que el diablo trata de hacer es inmovilizarte con distracciones.
Por ejemplo, él puede llamar tu atención sobre un dolor en tu cuerpo para distraerte. Y cuando menos lo pienses, estarás viendo algunas revistas médicas o buscando en internet para averiguar más acerca de los síntomas. También decidirás consultar a más de un médico. Y si sabes de alguien que tiene la misma condición, hablarás con él sobre ello.
Al final, estarás distraído por el dolor, los síntomas, tus hallazgos, los informes de los médicos y la experiencia de tu amigo. Y entonces encontrarás que es difícil creer y enfocarte en lo que la Palabra de Dios dice acerca de tu sanidad. Haz quedado inmovilizado, sin poder y temeroso.
Así que el truco del diablo es conseguir que te enfoques en tu condición. Cuando estás consciente de los síntomas en tu cuerpo y lo que has investigado aquí y allá, verás manifiesta la enfermedad. Pero Dios quiere que te enfoques en lo que eres y tienes en Cristo. Cuando estas plenamente consciente de que has sido sanado en Cristo, verás manifiesta tu sanidad.
Amigo mío, vas a manifestar aquello de lo que estés consciente. Entonces, sé consciente de Cristo, quien es todo el poder de Dios dentro de ti, y ¡verás tu sanidad manifiesta!

0 comentarios:

Publicar un comentario