DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

miércoles, 22 de noviembre de 2017

El buen éxito está en tu boca. Devocional. De Joseph Prince



Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Siempre me había preguntado por qué la Torá (los primeros cinco libros de Moisés) es leída en voz alta por los judíos. Entonces, un cristiano judío me dijo que por generaciones ellos han leído en voz alta la Palabra de Dios por Josué 1:8: "Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él..."

La palabra "meditar" en español significa reflexionar. Pero en hebreo, es la palabra “hagah”, que significa pronunciar, proferir o murmurar en voz baja. En otras palabras, cuando meditas en la Palabra de Dios, hablas o confiesas Su Palabra en lugar de simplemente darle un asentimiento mental.
Amigo mío, “hagah” [pronuncia, profiere o murmura en voz baja] la Palabra de Dios confesando versículos en las áreas en las que estás creyendo a Dios por avance o liberación. Cuando estaba trabajando en ventas, confesé versículos como: "Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia..." (Proverbios 3:9-10). ¡En el primer año, me convertí en el mejor vendedor de mi compañía! Mi camino se hizo próspero y disfruté de éxito.

"Pastor Prince, estoy esperando que Dios haga mi camino próspero".

No, la Biblia dice que tú harás prosperar tu camino cuando “hagah” la Palabra de Dios. Así que habla versículos sobre las áreas en las que quieras ver avances o liberación y tendrás buen éxito.

Algunas personas tienen éxito que las destruye: ya no los ves en la iglesia y los miembros de su familia tampoco los ven. Eso es un mal éxito. Pero cuando tú “hagah” la Palabra de Dios, tendrás un buen éxito que no te destruirá.

Ahora, confesar la Palabra de Dios no mueve a Dios a hacer cosas por ti. Esto no es una fórmula. Dios ya se ha movido cuando dio a Jesús para morir por ti. Sin embargo, cuando confiesas Su Palabra, eso te mueve a ti desde una posición de duda a la fe. Eso mueve tu corazón de una posición de "¿Será verdad?" a "¡Lo creo!" Cuando eso sucede, "harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien".

Extraído del sitio Joseph Prince Ministries

Josué 1: 5-9 (De la Versión en inglés “The Message”)

En toda tu vida, nadie será capaz de oponerse o prevalecer contra ti. De la misma forma que estuve con Moisés, estaré contigo. No renunciaré a ti; no voy a dejarte. ¡Ten fuerza! ¡Ten coraje y valor! Tu conducirás a este pueblo a heredar la tierra que prometí dar a sus antepasados. Pon en esto todo lo que tienes, el corazón y el alma. Asegúrate de llevar a cabo La Revelación que Moisés te mandó, cada pedacito de ella. No desvíes la mirada, ni a la izquierda ni a la derecha, con el fin de que te asegures de que llegues a donde te diriges. Y NI POR UN MINUTO DEJES QUE ESTE LIBRO DE LA REVELACIÓN ESTÉ FUERA DE TU MENTE. REFLEXIONA, CONSIDERA Y MEDITA EN ÉL DÍA Y NOCHE, ASEGURÁNDOTE DE QUE PRACTIQUES TODO LO ESCRITO EN ÉL. Entonces lo pondrás delante de ti dondequiera que vayas y tendrás éxito. ¿No te lo he ordenado? ¡Ten fuerza! ¡Ten coraje y valor! No te dejes asustar fácilmente; no te desanimes. DIOS, tu Dios, estará contigo en cada paso que des.


Traducción por Claudia Juárez Garbalena

0 comentarios:

Publicar un comentario