DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

martes, 21 de noviembre de 2017

Simplemente confía en la bondad de Dios y ora en el espíritu. Devocional. De Joseph Prince



1 Corintios 14:14 Porque si yo oro en lengua desconocida, mi espíritu ora, pero mi entendimiento queda sin fruto.

Dios nos ha dado un poderoso regalo para la oración: orar en lenguas, este regalo no está limitado por la distancia, el tiempo o nuestro conocimiento. Cuando oras en lenguas, puedes estar orando por tu futuro o incluso por un ser querido al otro lado del mar. No sabes lo que estás orando a menos que Dios te lo diga. Es por esto que tu "entendimiento queda sin fruto", porque tu mente no está involucrada.

"Pero Pastor Prince, ¡debo saber lo que estoy orando!"

Algunas veces, es mejor no saber lo que estás orando. En 1993, tuve un largo periodo de oración en el espíritu. ¡Si hubiera sabido entonces todo lo que estaba orando en lenguas, me habría asustado! Por ejemplo, habría tenido miedo si hubiera sabido que el espíritu santo estaba diciendo: "Dios y Padre, en el año 2002, unge a Joseph Prince para que predique seis mensajes cada semana a más de 10,000 personas". Eso ha ocurrido. Pero en 1993, ¡un servicio era suficiente para agotarme!

Entonces le agradezco a Dios que no sé qué es lo que estoy orando cuando oro en lenguas. Simplemente confío en Su bondad y oro en lenguas para que todo lo que Él ha planeado para mí ocurra en Su perfecto tiempo.

Amado, no dejes de orar en lenguas solo porque no sabes lo que estás orando. Podrías estar orando por la seguridad de un ser querido en una situación de vida o muerte. Especialmente cuando sientas la necesidad o urgencia de orar porque percibes peligro, ¡ora! Ora hasta que notes una liberación a medida que el peso se va. El espíritu santo sabe exactamente qué está pasando, quién está en peligro y cómo orar por liberación. (Romanos 8:27).

Puedes decir: "Bueno, puedo orar en español". Puedes hacerlo, pero tu oración será muy limitada porque no lo sabes todo. Es mejor orar en lenguas porque el espíritu sabe todas las cosas.
Amigo mío, tú no perteneces al ámbito natural y limitado. ¡Tú perteneces a Dios Quien es ilimitado! Entonces ora en lenguas, y ve suceder grandes cosas para ti y a través de ti.

Romanos 8:26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.


8:27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.

Extraído del sitio: Joseph Prince Ministries.

Traducción por Claudia Juárez Garbalena

0 comentarios:

Publicar un comentario