DE GRACIA RECIBIMOS, DE GRACIA DAMOS
MATEO 10:8

sábado, 2 de diciembre de 2017

Bendecido con excelencia y plenitud. Devocional de Joseph Prince



Deuteronomio 28:4 Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.

¿Te gustaría comprar una silla que Jesús hubiese hecho? Yo lo haría, incluso si costara 1.000 dólares porque esta sería de una excelente calidad. Lo que sea que Jesús hizo, lo hizo con perfecta excelencia.
Y porque Cristo está en ti, las cosas que tú produces también serán de una calidad excepcional. Eso incluye a tus hijos, que serán campeones. Deuteronomio 28:4 dice: "Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.".

Dios estaba usando términos que los israelitas entendieron ya que eran agricultores y pastores. Hoy, "tu tierra" es tu lugar de tu trabajo. Esto significa que "el fruto" de tu trabajo será de excelente calidad.

Eso no es todo. Dios promete que la cantidad siempre seguirá a la calidad porque Deuteronomio 28:11 dice que el Señor "te hará sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre", lo que significa que Dios te puede bendecir con muchos hijos. Que te sobreabunde "en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra", significa que tu negocio florecerá y tú serás un productor líder en el área de tu especialidad.

Amigo mío, el que tengas excelencia y abundancia no se logra con tus esfuerzos. Vienen por la gracia de nuestro Señor Jesucristo, quien pagó por ti para que tengas una provisión divina: "que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos". (2 Corintios 8:9).

Jesús fue desposeído de todas las cosas materiales en la cruz. ¡No tenía nada! Mientras colgaba en la cruz, observó a los soldados romanos jugar por su túnica. Su última posesión en la tierra fue apostada. ¡Se hizo pobre, para que tú pudieras ser bendecido con excelencia y plenitud!


Zacarías 4:5b No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.


0 comentarios:

Publicar un comentario